San Fabián de Alico, ríos y montañas

El río Ñuble corre, hasta hoy, libre desde las entrañas mismas de la cordillera de los Andes en la nueva Región de Ñuble hasta desembocar fusionado con el río Itata al sur de Cobquecura. Con un caudal imponente surcando el valle levanta vida por donde pasa, pintando de color turquesa el paisaje; es padre, rey y sustento de todo el valle y define así un lugar único en el mundo.

La localidad de San Fabián de Alico se ubica 45 km al oriente de la ciudad de San Carlos, a 36° grados de latitud sur, exactamente "la mitad de Chile", tomando nuestro largo desde el extremo norte al extremo sur. Es un pueblo pequeño donde se transita suave por las calles saludando a los conocidos. Se llega precedido por cultivos agrícolas y forestales que son un continuo desde el mar. San Fabián se planta en el territorio como un umbral: la puerta de entrada a un mundo de bosques vírgenes, lagunas, animales casi extintos y un puñado de habitantes con una identidad cultural única. Un mundo que se extiende hacia el oriente hasta la Argentina y que busca mostrarse al mundo y a los hombres como parte de esa maravilla que “aún nos queda”, como parte de lo que aún podemos preservar para nuestros hijos y ojalá, un poco más allá.